El Rincón del Pensamiento

Subtitular NO es plaggiar


Artículo 20 (Constitución Española)
1. Se reconocen y protegen los derechos:
  1. A expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción.
  2. A la producción y creación literaria, artística, científica y técnica.
  3. A la libertad de cátedra.
  4. A comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión. La Ley regulará el derecho a la cláusula de conciencia y al secreto profesional en el ejercicio de estas libertades.

SOY LIBRE.
Eso dice mi Constitución. Lo soy siempre y cuando respete las creaciones de los demás y no las use para beneficio propio. Lo soy siempre y cuando no tome lo que no es mío y lo manipule para que aparezca como mio…

Todo el mundo sabe lo que es plagiar. El problema es que desde que existe Internet y desde que los magnates que manejan el cotarro de venta de material de DVD tales como películas o series, se dieron cuenta del negocio (que ya existía pero que manipulaban a su antojo y sin poder rechistar el consumidor, o sea MONOPOLIO) entonces ahora dicen o  más bien se creen, que plagiar lo es TODO.

Hoy han vuelto a cerrar uno de los sitios web donde gente de todo el mundo se une con sus conocimientos de idiomas para traducir textos de inglés a español (u otros idiomas) para hacer posible el disfrute de series o películas por Internet. Y OJO… hablo de series o películas que se emiten en Estados Unidos (u otro país) y que a España no llegan hasta “ni se sabe cuando”, y que evidentemente son en Versión Original.

Nadie les niega el hecho de que se duplican y venden películas en el top manta o que se bajan series a través de intercambiadores de archivos por la red. ¿Pero dónde comienza mi libertad y termina la suya en prohibir o asegurar que es ilegal traducir un subtitulo de inglés a español para un archivo de video con mosca de la tele? Aquí ya no es cuestión de plagiar o de ir contra la ley, es cuestión de pisar mi libertad de expresión. La de mi cabeza para traducir un texto en otro idioma al mio propio de la mejor manera posible y que por tanto es MIA la traducción, y no de otros (y menos de ellos). Mi libertad para mejorar y aprender idiomas y de querer para ello traducir textos por internet para ayudar a otros a ver series que se emitieron ayer en Estados Unidos y que hoy puedo ver como si la hubiera grabado con un video VHS y que, hasta lo que yo sé, NO era plagiar nada hace años.

Cierto es que hace años esto era imposible, y que desde que Internet es un lugar libre de expresión, la gente se echa las manos a la cabeza por cualquier cosa. La ley debería ocuparse de cosas realmente importantes e ilegales y que seguro son de mucho mayor peso que un grupo de personas haciendo un favor a otro grupo de personas, porque eso es lo que se hace: ayudar. Ocúpense pues de lo importante e ilegal a todas luces: pederastia, prostitución, venta de drogas, timos por internet de dinero en cuentas… ¿sigo?

El problema ahora es que ven que se les escapan los euros por entre los dedos. Y eso no gusta nada. Con Internet hemos aprendido a que dejen de tomarnos el pelo, al menos con respecto al tema de las series de televisión. Antes no importaban y ahora sí ¿qué ha cambiado? Que se han dado cuenta que las series, venden. Que si las sacan en packs, venden y han decidido ponerse a sacar como locos reliquias que para colmo son en muchas ocasiones de pésima calidad, y encima tengo que pagar por ello. Retocan menus, no traducen correctamente, se comen formatos, sacan el idioma original de la lista de posible audición, mejor no hablamos de las traducciones de episodios y lo que los propios actores de doblaje (excelentes en España, menos mal) han de decir en ciertas frases, (temina a parte quién decide traducir imaginando que escucha cosas que no se dicen) porque entonces me da la risa.

Hace años, nadie daba un duro por ellas. Si querías ver una serie americana despotricabas contra cadenas que te inflaban a anuncios y horarios intempestivos para poder seguir algo que te gustaba. Entonces apareció Internet, y  con ello la posibilidad de dejar que te tomen el pelo tratando de seguir las huellas de la serie esta o aquella,  de tragar anuncios como un idiota durante la emisión de una serie de 42 min que transforman en dos horas,  o de que mañana la cadena decida que la serie que te gusta ya no les gusta a ellos y de un plumazo la quiten de su parrila. Ahora se puede bajar de Internet el archivo de video del episodio emitido en USA y verlo al día siguiente igual que si vieras aquellas viejas cintas de VHS que dejabas grabando con un temporizador para después usar los botones del mando para evitarte los anuncios. ¿Qué diferencia hay? NINGUNA. Ahora ya no tengo que esperar a que las cadenas públicas y privadas decidan qué temporada de una serie poner y si les interesa o no hacerse contraprogramación, o mi favorito… ahora la quito, ahora la pongo, ahora la repito hasta la saciedad y no pongo episodios nuevos, etc, etc, etc… Ahora puedo ver las series que tanto me gustan casi a tiempo real con su emisión en el país de origen. ¿Qué pasa? ¿Fastidia que sepa ya que va a pasar en las series que a todas luces aquí llegaran tarde, mal o nunca? Pues si son incapaces de dar buena programación, y buenas series, y la televisión de mi país cree que soy tonto, resultó que aprendí más rápido de lo que esperaban: no veo tele, no trago anuncios, no espero y desespero…

YO bajo series a tiempo real de emisión en USA, con mosca y todo. Y yo colaboro con aquellos que se dejan la vista y las horas de su ocio personal en crear un archivo de texto en inglés, para luego traducirlo al español y hacer que esa serie que yo entiendo, otros que no hablan inglés puedan también verla, disfrutarla y entenderla. YO hago llegar mi libertad a otros. Pero siempre hay una mano que si no saca dinero de esto, no es feliz. Y entonces van y se sacan de la manga que traducir a español un texto en inglés basado en lo que un actor dice, que le ha escrito un guionista previamente, es plagiar. Me siguen tratando de idiota. Entonces señores, el refranero español es plagiar porque está escrito en libros, son citas de gente y me encanta usarlos en cualquier momento. También plagio el recetero de mi abuela, que son recetas caseras que paso para ayudar a otros,… y así un sin fin señores, incluido el hecho de que los arqueólogos plagian los textos antiguos porque señores ¡traducen sus textos!

Qué cierto es que una cosa es libertad (la que yo tengo por derecho al nacer), y otra es libertinaje (lo que ustedes hacen haciéndome creer que voy contra la ley por el hecho de nacer también, al paso al que vamos) Lo que están haciendo es tomar a la gente por el pito del sereno, pero más sabe el diablo por viejo que por diablo… Y la gente sabe que mal de muchos consuelo de tontos: cerrad una… abrirán veinte.

Porque Internet… les guste o no, pese a quién pese: Es LIBRE

Si al subtituleo

Sí al subtituleo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s