El Rincón del Pensamiento

Las niñas ya no quieren ser princesas (Parte 2)


Lara-Croft-Sentido-homenaje-en-HD

(Leer parte 1…)

Y lo que comenzó con un comienzo simple, se convirtió en un icono de su época, y de las futuras.

Tomb Raider batió el record con ocho millones de copias vendidas de su primer juego en 1996 dejando claro que gustaba, y mucho. Hacer un resumen de sus aventuras es complicado. La arqueóloga más famosa de las consolas ha pasado de unas manos a otras que la han hecho ser lo que hoy es. Su trayectoria podría dividirse en varias partes:

Su comienzo:

1996

En aquella primera aventura, Lara viajaría a Perú, Grecia, Egipto y finalmente acabaría en el continente perdido de la Atlántida. El sueño de cualquier arqueólogo que se precie, vamos.

Viajar de un sitio a otro recogiendo pistas de objetos usados en la antigüedad y perdidos en los anales del tiempo, (en este caso de un artefacto llamado Scion, que Jacqueline Natla pide a Lara que localice tras contratarla), y que pasa de ser un objeto antiquísimo y extraño, a otro capaz de convertir a un humano en una mutación genética extraña.

Lara acaba descubriendo que su jefa quiere controlar el dispositivo sólo para alzarse con él y regir el mundo. Y tras hacer que mute convirtiéndose en una horrenda criatura, Lara tendrá que acabar con ella y salir airosa. Y así lo hace, o al menos así has de conseguir hacerlo, dado que has de meterte en la piel de la aventurera para lograrlo. Siempre recordaré el final de aquella fantástica aventura. El poder huir de la isla tras la explosión del volcán y hacerlo a lo grande, en un yate, al más puro estilo del mismísimo James Bond. Inglesa tenía que ser, por supuesto.

Con esta primera aventura ya no pasaría desapercibida nunca más. Material de todo tipo inspirada en la joven Croft saldría a la venta, y comenzó a crearse en seguida la idea de proseguir con una saga de juegos en torno a ella. Incluso llegando a usarse con cada nuevo juego a una modelo real distinta para pasarla a lenguaje de ordenador y con ello, verla en la pantalla y las consolas de todo el mundo.

1997

En 1997, salía la segunda entrega con gráficos mejorados y con la capacidad de usar vehículos entre otros detalles a destacar. Lara busca un nuevo artefacto, una Daga de Xian, mítica arma usada por un emperador de la China Imperial con el que lideró a su ejército. Por desgracia, el preciado objeto también es buscado por Marco Bartoli, un veneciano que no va a permitir que Lara se haga con la preciada reliquia.

China y su Gran Muralla, la ciudad de Venecia, un crucero hundido, el Himalaya, un monasterio Tibetano y de nuevo de regreso a China serán los lugares que la heroína visitará siguiendo la pista de la daga que acabará en el pecho del veneciano Bartoli convirtiéndose en dragón y al que Lara tendrá que vencer para acabar la aventura. Cuando vences al dragón y crees que has conseguido tu objetivo regresando a casa junto a Winston y siendo el final del juego: sorpresa, la casa de Croft en Surrey es atacada por los hombres de Bartoli… Esta segunda parte tuvo una expansión llamado Tomb Raider II: Golden Mask con 5 niveles extras, donde Lara tendrá que buscar la máscara de Tornarsuk, la cual es capaz de reanimar a quién la use.

Un año después, 1998 saldría la tercera entrega. A juego por año, los creadores de Lara se las ingeniaban para mantener a sus fans a la espera año a año con cada juego nuevo, y ya no sólo para PC sino también para  PlayStation que hacía las delicias de muchos. Para entonces se hablaba de llevarla incluso al cine.

1998

Nuevas aventuras en nuevos lugares del mundo, con nuevos movimientos tales como gatear, agacharse, esprintar o columpiarse se convertían en nuevas mezclas de teclas que hacían cada vez más real sus movimientos. Eso junto con la posibilidad de descubrir los secretos de la mansión Croft, donde Lara guarda las reliquias que había estado coleccionando desde su primera aventura. Eso, y el querido mayordomo Winston que la perseguía por toda la casa.  En esta aventura, eran cuatro los objetos a conseguir (La Daga Ora, el Ojos de Isis, el Elemento 115 y la Piedra Infada) y de nuevo, esta vez la Compañía RX-Tech competía con ella por conseguirlas. Lugares como la India, las Islas de Pacífico, Londres, El Área 51 de Nevada y al final la Antártida son los escenarios donde Lara se enfrenta al Doctor Willard, un aliado al principio, quién se apodera de un meteorito y muta en una horrible araña. Su huida final si lograbas acabar con él, sería en helicóptero.

Esta tercera parte tendría un nivel extra, las sorpresas de este tipo hacían jugoso e impagable el juego. Si se lograban los 59 secretos escondidos a lo largo de 19 niveles, junto con la llave de la Catedral de Londres, Lara podía viajar justo a esta ciudad para realizar este nivel de más, denominado Tomb Raider 3 Gold: The Lost Artifact. En él se podía visitar las tierras altas escocesas, el eurotúnel y las catacumbas de París. Y la misión consistía en descubrir los secretos de la catedral de St. Paul.

En 1999, saldría una nueva aventura de la saga con título por fin sin número, como nos tenían acostumbrados hasta ahora. Tomb Raider: The Last Revelation nos llevaría durante prácticamente todo el juego a Egipto, visitando uno a uno los lugares donde la arqueología, la historia y con ella la aventura, haría en mi caso particular, el mejor juego hasta entonces. Durante el llamado nivel cero, se nos contaban los comienzos de una jovencísima Lara al cargo de un profesor tutor llamado Werner Von Croy. Con este comienzo en Camboya, por primera vez se relatan detalles de su pasado, como por ejemplo, cómo consiguió la mochila que siempre llevaría con ella desde entonces y que luce desde su primer juego. Tras esta pequeño comienzo en el que hacerse con los controles de movimiento nuevos tipo: sujetarse a cuerdas, balancearse, escalar postes o saltar sobre ellos, doblar esquinas, usar armas como un revolver con mira telescópica, lanzagranadas o una ballesta, Lara libera sin querer al dios egipcio Set, lo que desata muchos problemas que si no llegan a detenerse, podrían provocar el Apocalipsis, de ahí que Lara viaje a Egipto.

El juego es sencillamente espectacularmente gráficamente hablando para alguien que ama Egipto como yo. Visitar el Valle de Los Reyes, el templo de Karnak, la Biblioteca de Alejandría, el palacio de Cleopatra o el Cairo, y todo para unir las piezas de la armadura de Horus e invocarlo para con ello derrotar a Set, que ha poseído el cuerpo de Von Croy. La arqueología y la historia antigua se mezclan con armonía y veracidad para crear una guión digno de una película. Al final, tendrá que encerrar a Set en un templo por toda la eternidad y tratar de huir antes de quedar atrapada. Pero por primera vez, las cosas no salen bien. Ese será el final de The Last Revelation, con una Lara atrapada para siempre en una tumba.

Y con ella, y su muerte… ¿su final?

1999

(Leer  Parte 3)

Anuncios

4 comentarios

  1. Pingback: Las niñas ya no quieren ser princesas (Parte 1) | Tiempo Pequeño

  2. Pingback: Las niñas ya no quieren ser princesas (Parte 3) | Tiempo Pequeño

  3. Pingback: Tiempo Pequeño

  4. Pingback: Las niñas ya no quieren ser princesas (Parte 3) | Tiempo Pequeño

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s