El Rincón del Pensamiento

El Futuro No Está Escrito, Porque Sólo El Pueblo Puede Escribirlo


Adolfo Suares - Foto de EFE

Adolfo Suárez – Foto de EFE

Hoy día, con todos los problemas que vive el país, y con todo lo que sacude en el cartel político es muy difícil pensar en alguien que en un papel como tal, el de la política es España, pueda tener crédito y sobre todo, pueda dar confianza.

Ayer falleció en Madrid tras una larga y dura enfermedad, alguien que habiendo sido político, a mi juicio, es la antítesis absoluta a la definición que a día de hoy tenemos de alguien en ese papel.

El desencanto por parte de la ciudadanía con respecto a los políticos en general, me hace pensar que en tiempos también muy difíciles, el pueblo sí tuvo políticos que merecían la pena. Hoy día, deberían tomar ejemplo de él. De su papel, de lo que hizo y de lo que no hizo.

En mayor o menor medida, creo que mi país se siente orgulloso de este político, mientras aborrece a todos los demás. Siento pena por su pérdida, y a la vez siento el respecto que mis padres, y mis abuelos tuvieron por su persona, dado que vivieron en sus carnes (como yo vivo ahora en las mías lo que los políticos de mi tiempo están haciendo), lo que un hombre como él alcanzó a hacer para aquel presente, y el futuro incierto que tenían delante.

Me quedo con esas frases que alguna vez he escuchado en la voz de mis mayores. Frases como la del encabezado de esta entrada, o como aquella que recuerdo en la que como político, aseguraba prometer una España para todos, que no corriera peligro por la ambición y los privilegios que en esa época tenían solo unos pocos. Siento pena al ver que todo lo que se ha logrado durante años, “politicuchos” de ahora estén acabando con ello día a día. Ese futuro que DON Adolfo Suárez pensó para su país, duró lo justo en manos de esos ambiciosos y privilegiados que jamás podrán llevar el apelativo de “don” en sus nombres.

Deberían besar el suelo por el que este luchador ha pisado. Dio ejemplo en su día cuando dimitió, porque los políticos SÍ pueden dimitir, aunque hoy en día eso parezca impensable. Aún habiendo sido presidente del gobierno, una vez dejó su puesto, se negó a recibir cualquier remuneración con cargo al Estado por su condición de exjefe del Gobierno. Igualito que muchos ¿verdad?

Recuerdo también un comentario suyo, dejando claro que por su parte, no existiría negociación ni amnistía para quienes empuñen armas contra la autoridad legítima con desprecio de la vida humana…

A mi juicio, oficialmente desde ayer, la honradez en política queda huérfana de por vida.

Su ejemplo, debería ser el de muchos que a día de hoy se hacen llamar políticos. Claro, que para que esos ocurra, primero tendrían que saber qué es predicar con el ejemplo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s