El Rincón del Pensamiento

Vencer la muerte (1º parte)


Si los viajes en el tiempo fueran posibles, serian muchos los momentos y los sitios a los que decidiría ir por el mero hecho de conocer a personas o visitar esos lugares que hoy conocemos por los libros de historia.

Pero hay uno, en concreto… un lugar y un personaje histórico, que sería sin duda de los primeros.

Muy pocos son los personajes en la historia de la humanidad que han eclipsado, fascinado y levantado odio y pasión al mismo tiempo. Leyenda y realidad se han unido en su historia, marcando una línea tan fina entre una y otra, que es difícil saber cuando se traspasa. Siempre he pensado que si le apodaban “Magno” era por algo: por llegar a donde nunca otros habían llegado. Por aprender de esos lugares y tratar de unificarlos. Por llevar su cultura más allá de tierras conocidas, y traer de aquellos lugares, maravillas a ojos de cualquiera.

Con él, el mundo cambió, tras él… el mundo cambió también. Y quizás por eso, porque tras él el mundo olvidó su grandeza y miró a la cara a la codicia dando la espalda al que logró con su magnificencia o su tiranía, mantenerlos unidos. Quizás por eso hoy día nos da la espalda también impidiendo saber qué paso en realidad con su tumba. Y sólo tenemos teorías… sueños… haciendo que su mito sea aún más grande.

Creo que como en todo, detrás del hombre que fue había mucho más. Alguien sólo en lo más alto. Temeroso del rechazo a todas horas. Solitario en el liderazgo, en la vida, y también en el amor.

Alejandro Magno era todo eso, y mucho más.

11239248

Recuerdo lo emocionada que fui a ver la película sobre su vida. Oliver Stone llevó su vida al cine en 2004 de la mano de Colin Farrell, Angelina Jolie, Anthony Hopkins y Val Kilmer entre otros. Al final para muchos pasó sin pena ni gloria… Es cierto que no todo en ello fue plasmado como debía ser (la batalla de Hidaspes, por ejemplo. se libró de noche y bajo la lluvia no en un caluroso día de sol radiante. O ver atravesado a Bucéfalo, el caballo de Alejandro, fue muy espectacular pero es muy posible, según fuentes, que el animal muriera de vejez por causas naturales) A pesar de esos detalles que hacen de Hollywood, lo que es, creo sin lugar a dudas que lo importante, lo verdaderamente importante dejando a un lado la necesidad del cine por ser espectacular, sí está reflejado: la relación de Alejandro con su madre Olimpia, el amor/odio a su padre Filipo, su necesidad de ser amado por Hefestion, su búsqueda por conseguir la gloria y la admiración. Su lucha interna, sus temores hacia la traición, su necesidad de compararse con sus héroes de infancia: Aquiles, Prometeo o Heracles. Su fascinación por todo lo que aprendía de culturas totalmente alejadas de aquella en la que había sido educado. Todo ello mezclado con la esencia de lugares que hoy sólo forman parte de nuestra imaginación, como lo era la naciente Alejandría en Egipto, que mandó construir y no vio terminar en todo su esplendor llegando a poder estar tan orgullosa de su fundador por lo que en ella se profesaba, o la hermosísima Babilonia como un cuento de las mil y una noche, con sus puertas azules y sus jardines colgantes que hizo suya en su conquista. Y todo ello envuelto con los acordes de una banda sonora a la altura de una historia mítica interpretada por Vangelis.

Vencer la muerte. Hasta eso logró Alejandro.

Toda la historia es narrada por el gran Anthony Hopkins, en su papel de Ptolomeo, ya en avanzada edad y siendo el señor de Egipto dado que fue general durante su campaña. Para narrar su historia, le vemos dictar a sus escribas desde Alejandría y en la Biblioteca que Ptolomeo mandó construir y que su amigo nunca conoció, cómo vivió junto a Alejandro, cómo le recordaba años después, cómo luchó a su lado y vio la traición de la mano de sus propios compañeros. Creo que sus palabras lo dicen todo. Creo que es un gran guión, uno que te envuelve en el trasfondo de lo que el director te cuenta, y que bien podría aplicarse incluso a hoy en día:

Nuestro mundo ha desaparecido arrasado por las guerras (refiriéndose a lo que ocurrió tras la muerte de Alejandro sin dejar un testamento y un heredero al trono nombrado, repartiéndose su imperio entre sus generales) Y ahora soy el guardián de su cuerpo. Aquí le embalsamamos según las costumbres egipcias. Le sucedí como faraón, y reino hace ya cuarenta años. Soy el vencedor. Pero que importancia tiene cuando ya nadie queda para recordar la carga de caballería en Gaugamela o la aventura del cruzar el Hindu-Kush con un ejército de cien mil hombres… Entrando en la India. Él era un dios, Cadmos. O lo más parecido a uno que yo haya visto. ¡Tirano! claman con facilidad. Yo me río. Ningún tirano entregó tanto a cambio. Y qué sabrán del mundo todos esos ignorantes. Sólo un hombre fuerte puede reinar. Alejandro era más que eso. Era Prometeo, un amigo del hombre. Él cambió el mundo. Antes de él sólo había tribus y después de él… todo era posible. De repente pareció que el mundo podía gobernarlo un solo rey, siendo bueno para todos.

Construyó dieciocho Alejandrías, era… un Imperio. No de tierra y oro, sino de inteligencia. Era la civilización helenística; abierta al mundo. Pero cómo explicarlo. Cómo contar lo que significaba ser joven y tener grandes sueños. Creyendo cuando Alejandro te miraba que eras capaz de todo. De TODO. En su presencia, bajo la luz de Apolo, éramos mejores de lo que creíamos.

En realidad he conocido a grandes hombres en mi vida, pero sólo a un Coloso. Y sólo ahora en mi vejez entiendo quién fue esa fuerza de la naturaleza. O quizá no. ¿Llegó a existir realmente un hombre como Alejandro? Puede que no. Al idolatrarle le hacemos mejor de lo que fue. Los hombres, todos los hombres ascienden y caen“.

Hay que tener en cuenta un par de detalles que creo son importantes dada la época, a la hora de comprender la mentalidad de alguien como Alejandro Magno. Su época, conocida como de las artes y de las ciencias… era algo más. No todo era filosofía o democracia. Cuando pensamos en Grecia muchas veces son estas palabras las que nos vienen a la mente. En su época, las ciudades conquistadas eran arrasadas. Si un lugar era sitiado, rara vez lograba librarse del saqueo y de la matanza indiscriminada de sus habitantes. Era algo totalmente normal, y se hacía así por mera política. Se eliminaba la posibilidad de enemigos en un futuro y se daba una lección de miedo y supremacía a las ciudades colindantes que sabían correrían la misma suerte si se resistían.  Por otro lado cualquiera que fuera acusado de ser traidor al rey con pruebas o sin ella, era ejecutado… Y también eran eliminados los varones de su familia para evitar la venganza… No todo en época griega era idílico y democrático como se puede llegar a creer. Las guerras eran crueles, lo eran y lo son. Y el precio siempre es alto.

En Oriente, el vasto Imperio Persa gobernaba casi todo el mundo conocido. En Occidente, las en su día poderosas Ciudades Estado: Tebas, Atenas, Esparta… habían caído debido a su soberbia. Los reyes persas llevaban cien años sobornando a los griegos con su oro para combatir en sus filas como mercenarios. Fue Filipo, el Tuerto, quien cambió todo eso. Unió a las tribus de pastores de las tierras altas y bajas de Macedonia. Usó su sangre y su coraje para formar un poderoso ejército, y sometió a los desunidos griegos poniéndolos de rodillas. Luego volvió su ojo hacia Persia. Se decía que incluso el Gran Rey Dario III, desde su trono en Babilonia, temía a Filipo.

Y fue en ese tiempo, entre campaña y campaña cuando Alejandro nació, en Pella”

Alexander-the-Great

Anuncios

3 comentarios

  1. Pingback: Vencer a la muerte (2ª parte) | Tiempo Pequeño

  2. Pingback: Vencer a la muerte (3ª parte) | Tiempo Pequeño

  3. Pingback: Vencer la muerte (4ª parte) | Tiempo Pequeño

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s