El Rincón del Pensamiento

Vivir bajo la montaña


POMPEII - The Last Day

El año 79 d.C fue un año bastante común que empezó su andadura en viernes, según el calendario juliano, que era el calendario oficial de la época. Comenzó siendo llamado “el del séptimo consulado de Augusto y Vespasiano”. El emperador Vespasiano y su hijo Tito ejercían juntos por séptima vez.

No fue hasta agosto de ese año, durante los días 24 y 25 de ese mes cuando la vida de cientos de personas cambió radicalmente. La vida se detuvo para ellos, y el tiempo quedó estático para nosotros.

El 24 de agosto, entre las 12.00 y las 13.00 h, los habitantes de Pompeya miraron hacia el monte Vesubio y vieron como un extraña nube tomaba forma amenazante.

Hoy en día, hay bastantes dudas sobre lo ocurrido. Gracias a las excavaciones de las tres ciudades arrasadas por la erupción del volcán (Estabia, Herculano y Pompeya), han salido a la luz detalles que marcan nuevas ideas al respecto.

No fue hasta 1738 y 1748, cuando Herculano y Pompeya respectivamente volvieron a ver la luz. El Rey Carlos III de España, promulgó las excavaciones en la zona localizando ambos yacimientos arqueológicos que hoy en día, son conocidos y visitados por miles de personas.

En enero de 2015, hemos sido capaces incluso de poder recuperar gracias a la tecnología de Rayos X, el contenido de cientos de papiros enrollados que fueron localizados entre los restos de Herculano, y que fueron descubiertos hace 260 años y de los que no se ha podido saber hasta ahora su contendido, debido a su extremada fragilidad.

Los papiros, forman parte de la única biblioteca del mundo clásico antigua, que ha llegado a nuestros días. La biblioteca, conocida como Villa de Los Papiros, fue localizada en Herculano a finales del siglo XVIII por Karl Jacob Weber que excavó en la zona y que hasta entonces había permanecido en silencio, esperando poder ser leída. Ahora se sabe, que el estilo de escritura del rollo analizado es similar al de otros papiros herculanos escritos por Philodemus, un filósofo epicúreo. Y se cree que quizás fue redactado en algún momento del segundo cuarto del siglo I a.C.

march44georgerodger Los trabajos arqueológicos en la zona han sido constantes desde que se descubriera. Sólo la Segunda Guerra Mundial, y los bombardeos en la zona detuvieron los trabajos (y también pusieron en riesgo los restos y posibles hallazgos) Tanto fue así, que el Vesubio volvió a activarse lanzando humo y ceniza durante la guerra, y nadie le tuvo en cuenta. Los avances tecnológicos posteriores han ido dando forma a muchos detalles nuevos.

Hoy se tiene claro, que tanto Pompeya como Herculano sufrieron terremotos previos a la gran erupción que arrasó ambas ciudades. Herculano fue mucho más afectada que Pompeya dada su mayor proximidad a la ladera del Vesubio. También se baraja la posibilidad de que la erupción se produjera en otoño, y no en verano, dados los restos de las semillas y frutas que quedaron sepultadas bajo mantos de ceniza y que son más típicas de meses entre el otoño e invierno. Hasta ahora la fecha que se tenía en cuenta es la dada por Plinio el Joven, que relata lo ocurrido en sus cartas sobre la erupción del Vesubio. Él fue testigo de primera mano, dado que escribió a Tácito sobre la muerte de su tío, Plinio el Viejo, en Pompeya. Precisamente el propio Plinio comentaba que días previos a la gran erupción hubo muchos temblores en la zona. Así que dado los datos obtenidos en la excavación, es posible que la traducción de sus cartas en la Edad Media, tuvieran errores.

También es un error pensar que todos sus habitantes murieron. En Pompeya se calcula que había entre 6.500 y 25.000 personas, mientras que en Herculano vivían unos 5.000 habitantes. Teniendo en cuenta los restos encontrados en ambas localizaciones, en Pompeya se han localizado unos 2.000 cadáveres, mientras que en Herculano unos 350. Muchas casas estaban vacías, y dentro se han localizado tesoros familiares. Esto indica, que dados los terremotos producidos en la zona, hubo mucha gente que optó por marcharse antes de la catástrofe, ya advertidos previamente dadas las erupciones anteriores, pero sobre todo por los graves terremotos anteriores.

Si se ha podido hacer recuento de los cuerpos, ha sido gracias a la ingeniosa idea de inyectar escayola en el vacío dejado por la muerte, creando moldes humanos que nos han permitido saber de ellos. Evidentemente, aquellos que prefirieron quedarse fueron literalmente arrasados. El Vesubio comenzó por lanzar por su cráter, humo, ceniza y piedra pómez. Las rocas en su caída hundieron techos y sepultaron a sus habitantes dentro. Aquellos que se libraron de las rocas, fueron asfixiados por los gases tóxicos, o carbonizados por el flujo de aire abrasador que avanzó hacia Herculano primero a 30 metros por segundo y a 400 grados de temperatura.

Pompeya, algo más alejada, recibió temperaturas menos ardientes pero la costra de ceniza volcánica debió de asfixiar a muchos de ellos. La hermosa villa quedó enterrada bajo más de veinte metros de ceniza. La misma columna que alcanzó 32 kilómetros de altura antes de caerles lentamente encima durante dos largos días.

La fascinación por las ciudades que un día el Vesubio arrasó es tal, que el magnate John Paul Getty reconstruyó en los años setenta uno de los edificios pompeyanos, reconstruidos a través de los planos originales de Weber, en su residencia de Malibú, en California.

Hoy día, la ciudad de Nápoles es la población con mayor cantidad de habitantes bajo el volcán. Aquel año 79 d.C, sus habitantes se libraron de la catástrofe que arrasaba a sus vecinas poblaciones debido a que el viento soplaban en dirección contraria. Desde 1994, no se ha producido ninguna erupción más, y la tecnología a día de hoy mantiene monitorizado cualquier movimiento sísmico en la zona, así como el estudio de los gases y el magma bajo él. Una de las visitas que mayor turismo trae a la zona, es precisamente el poder acceder a su cráter. Toda una excursión que te lleva a lo largo del lugar donde un día el fuego de su magma arrasó todo aquello por donde pasaba.

Vesubio

Foto tomada de Flickr, copyright © 2014 J.M. Barcia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s