El Rincón del Pensamiento

Entradas etiquetadas como “Javier Sierra

Feria del Libro de Madrid 2015


Supongo que a estas alturas hacerle publicidad es bastante absurdo: todo el mundo conoce a Javier Sierra.

Quiero aprovechar a sabiendas de que esta semana ha comenzado la Feria del Libro de Madrid, para animar a todos aquellos que aún no lo han hecho, a leer alguno de sus libros.

Por desgracia, no puedo ser nada imparcial a la hora de poder recomendar alguna de sus obras, si aún no habéis leído ninguna. Podría recomendaros su última publicación: “La Pirámide Inmortal”, basada en aquella primera novela dedicada a Napoleón y titulada “El Secreto Egipcio de Napoleón”. Pero lo que sí puedo decir es que por nada del mundo, afamado y devorador lector, podéis perderos, ni “La Cena Secreta” ni “El Maestro del Prado”.

Ya he posteado en alguna ocasión sobre “La Cena Secreta”. Lo hice a mi regreso de poder contemplar precisamente la obra de Leonardo Da Vinci, en Milán.

Pero de la que aún no he comentado ni hablado hasta ahora por aquí, es de “El Maestro del Prado”. Sinceramente es un libro que sencillamente hay que leer. Así que no quiero destrozar su magia contando por aquí de qué va, o qué vais a encontraros… Merece sencillamente la pena descubrirlo.

“El Maestro del Prado” – Javier Sierra

Aprovecho para indicaros que el propio Javier firmará sus novelas este fin de semana en La Feria del Libro de Madrid (6 y 7 de Junio), en El Retiro en dos casetas, en dos días diferentes y dos horarios distintos. No podré llevar mi ejemplar de éste libro porque ya me lo firmó en su día… y tampoco el de “La Pirámide Inmortal” por aquello de que lo adquirí vía ebook, tendré que rebuscar entre mi biblioteca hasta localizar alguno (si logro encontrarlo) en el que no haya aún puesto su firma y su dedicatoria, siempre tan cercana.

Me firmó allá por Junio del 2005, en la Feria del Libro de Madrid “La Cena Secreta”, cuando me enteré por casualidad de que estaría allí tras coincidir también por casualidad en un foro sobre Egipto en el que él accedía con seudónimo (igual que yo) para colaborar y pude preguntarle a tiempo sobre el día y la hora del evento.

Feria del Libro de Madrid Junio 2004

Ahora que lo pienso… han pasado diez años de aquello. Diez años desde que aquel libro le catapultara (por fin y definitivamente) a ser quién ahora es. Un escritor consagrado repleto de grandes historias que contar. Cosa que ha hecho sin decepcionar en ningún momento año tras año.

Él siempre será “Picatrix” para mí, aunque a estas alturas dudo que recuerde el seudónimo de “Amaunet” de entonces y de aquel foro, y con el que en varias ocasiones firmó mis libros. Lo que sigo esperando de él, es que algún día escriba justamente sobre eso: sobre Picatrix.

Anuncios

De la Última Cena… al Museo del Prado


Imagen

“La Última Cena” de Leonardo Da Vinci.

Soy una apasionada de Leonardo… Siempre he creído que era la típica persona capaz de soñar cualquier cosa, y hacerla realidad. No sólo era pintor, era un visionario… y un revolucionario. Estoy segura que igual que Julio Verne (otro de mis favoritos) sentía la necesidad de decir al mundo lo equivocado que estaba en todo.

Creo que jamás había sentido tal encuentro y recogimiento, hasta que he podido estar delante de su cenácolo en la iglesia de Santa Maria delle Grazie de Milán.

Quince minutos. No sé si mucho o poco tiempo, la verdad. Se me hizo largo y corto a la vez. Lo que sí era seguro es que fue realmente pura potra. Iba con la idea echa de que no sería posible verlo dadas las fechas y la precipitación del viaje. Y eso sin contar las colas, las reservas y las listas de espera para acceder a disfrutar de él que son eternas y de varios meses antes. La suerte sin duda alguna contribuyó a que pudiera ver en directo y además recién retocada, su obra. Y ocurrió…

En esos quince minutos tuve tres pensamientos:

1) “Aquí estoy, delante del puzzle que montamos juntas, no me lo puedo creer”.

2) “Es más grande y colorido de lo que creía. Es… precioso”.

3) “Javier, ahora entiendo por qué tuviste que escribir tu libro mucho mejor”.

Así que sí, dado que estoy bastante empapada en todo lo que Leonardo da Vinci ha hecho en vida y ha dejado después de muerto, aquel cuadro no escapaba para nada en los misterios, se dicen, que esconde. Y uno de los autores que lo ha plasmado ha sido sin duda Javier Sierra.

Puedo decir con orgullo que conozco a Javier, su carrera y su obra desde antes de que alguien casi supiera que escribía. Si fuera una estrella del rock podría decirse que soy una “grupi”. Compartíamos el mismo amor por Egipto y sus misterios. He leído y esperado con devoción cada una de sus obras, desde la primera hasta la última: desde su artículos en revistas, hasta aquella lejana Dama Azul, pasando por Puertas Templarias, edades de oro, el gran Napoleón y sus secretos en la Gran Pirámide, rutas prohibidas, ángeles perdidos y justo… La Cena Secreta.

En 2004 publicó precisamente esta obra que sin duda terminaría de catapultarle. Ahora ya no pasa desapercibido. En aquella novela, contaba como Leonardo daba sus últimos toques a su maravilloso mural, mientras el Papa Alejandro VI comenzaba a notar que los trazos del maestro ocultaba un mensaje blasfemo que estaba decidido a descifrar para poder condenar a su autor. Evidentemente no lo logró. Y a día de hoy podemos contemplar como Jesús aparece representado en su última cena con los apóstoles donde no hay un cáliz ni Eucaristía, ni rastro de cordero en los platos de la mesa, y donde los apóstoles ocultan detalles como un cuchillo, no portan halos, e incluso algunos sencillamente parecen darle la espalda… Nada en el libro tiene desperdicio: nada.

Tras “la Última Cena” escribió “El Ángel Perdido”…otra increíble novela de investigación, que nos transporta a Santiago de Compostela, y al mismísimo monte Ararat donde mitos y creencias aseguran fue allí donde el arca de Noé fue a parar. Otro de los libros muy recomendables.

En breve… exactamente en cuatro días, Javier presentará su nueva novela: “El Maestro del Prado“. No he querido desvelarme demasiado, sé que será un relato de investigación basado en el Museo de El Prado de Madrid, y que hará un recorrido por toda la pinacoteca dando claves de muchos de sus cuadros. Sólo en pensar en el edificio, lo que contiene… Es difícil superar al menos los dos libros que he mencionado. Pero también sé que no va a decepcionarme.