El Rincón del Pensamiento

Entradas etiquetadas como “Music

Querido Carlos,


Sé que durante todo este tiempo siempre has estado ahí. Has seguido tu camino mientras yo me he perdido en el mío. Tiempo Pequeño lleva tu sello, porque eres el único que ha contado, con cada pedazo de tu creación, una historia de mi propia vida.

Sigo ausente ¿sabes? Y no creas que no lo intento. Desde aquel 2008 todo ha cambiado. Seguro que podrías imaginar cuánto.

Lo curioso, es ver que en 2015 para ti hay diferencia, cuatro discos desde entonces, dos completamente nuevos. Y hasta hoy, no me he asomado a ellos.

Ahora que escucho “Argan“, es como si el tiempo se hubiera detenido. Siempre has sido grupo con canciones acordes con el momento, con el día a día, y evidentemente este momento lo es también, así que escucharlo tan tarde es como transportarte a ese momento. Sinceramente, era algo que esperaba, motivo por el cual perdí tu camino. El pasado y yo no nos llevamos bien.

2015 es de nuevo tu año. “Babilonia” es el título. De nuevo todo un símbolo. Al día a día, a lo que vivimos entre todos: <<Y vuelta a empezar a derribar paredes . A no pisar más charcos . A construir más puentes . A respirar más fuerte. A buscar el sol . Entre las nubes . Entre las nubes>>  Un grito que podría ser el mismo para todos. Y además de ello, un intento de esperanza.

Y como siempre esos nuevo guiños que parecen dados para mi. Y seguro no soy la única.

Anuncios

Sense and Sensibility


Darle sentido a la sensibilidad… Creo que es la cosa más difícil que existe.

En una forma u otra todos tenemos sensibilidad, aunque cada uno lo exprese a su manera en mayor o menor medida. Aunque sin duda los extremos son siempre un problema. El equilibrio es lo complicado. Hay quienes por una razón u otra logran esa medida con más facilidad que otros. Nunca me he tenido entre esas personas. Y como todo tiene sus pros y sus contras. A mi juicio, muchísimos contras… pero los pocos pros que tiene, merecen la pena casi siempre.

Cuando alguien es realmente muy sensible, la realidad les afecta muchísimo más porque no interpretan esa realidad de la misma forma. La realidad es tan fuerte que es necesario interpretarla de una forma que a veces no es del todo real. Hay personas que dirían que eso es autoengañarse. Pero a veces es eso, sabiendo en el fondo de ti que no es del todo real, o… locura.

Realidades entonces hay muchas, dependerá de la persona que la piense, al percibirla y con ella la sienta. Evidentemente, siendo sensible la objetividad es imposible. Así que la única opción que queda la mayoría de las veces es esconderse. Ocultar  muchas veces la forma de ser para evitar exponerse, e incluso llegar a fingir si es necesario. Por eso, no es tan fácil conocer de verdad a las personas sensibles. La belleza, el color, la música, las letras, el arte, la curiosidad… Todo te llega amplificado.

Una vez leí por ahí que nunca nada es tan malo, tan grande o tan tremendo… Yo creo que sí. Pero la diferencia la marca vivir esa realidad sobrepasado por sentimientos que descontrolan la situación que vives junto a persona o personas que te sitúen cuando esto es así, o no. Y para eso, hay que tener suerte. Y la suerte no es algo que se encuentre en cada esquina.

They say nothing lasts forever
Well, I wish that that were true
Cause this aching in my heart won’t go away

They say everything must change
They say that time will see it through
Well, I’ve listened and I’ve waited for that day

But I wake with this anger
And the pain won’t let me be
And the smile I share
Is only there for show

If I hang on to this heartache
Then my soul will not be free
So I keep trying
But I just cannot let go

I can’t let go
I need it to remind me
I can’t let go
Or I’ll just repeat the past

And though your arms are saying yes
I feel my heart keeps saying no
I want to love you
But I can’t let go

I had to live through bad beginnings
And I’ve seen unhappy ends
So I close the book
Before the story starts

I’m just a witness to my lifetime
And I’m a stranger to my friends
I’m a trafficker
A broken, damaged heart

Now you ask me to start over
But it’s easier said than done
And the memories are strong when they arise
And when heartache comes a’calling
I won’t even try to run
Cause it’s all that makes me know I’m alive

I can’t let go
I need it to remind me
I can’t let go
Or I’ll just repeat the past

And though your arms are saying yes
I feel my heart keep saying no
I want to love you, I want to love you
Oh, I want to love you
But I can’t let go
No I can’t let go
Won’t you help me, help me to let go?


Dancing On My Own


Somebody said you got a new friend
Does she love you better than I can?
There’s a big black sky over my town
I know where you’re at, I bet she’s around

Yeah, I know it’s stupid
I just gotta see it for myself

I’m in the corner, watching you kiss her, ohh
I’m right over here, why can’t you see me, ohh
I’m giving it my all, but I’m not the girl you’re taking home, oooh
I keep dancing on my own

I’m just gonna dance all night
I’m all messed up, I’m so out of line
Stilettos and broken bottles
I’m spinning around in circles

I’m in the corner, watching you kiss her, ohh
I’m right over here, why can’t you see me, ohh
I’m giving it my all, but I’m not the girl you’re taking home, oooh
I keep dancing on my own

So far away but still so near
The lights go on, the music dies
But you don’t see me standing here
I just came to say goodbye

I’m in the corner, watching you kiss her, ohh
I’m giving it my all, but I’m not the girl you’re taking home, oooh
I keep dancing on my own
I keep dancing on my own

I’m in the corner, watching you kiss her, ohh
I’m giving it my all, but I’m not the girl you’re taking home, oooh
I keep dancing on my own

I’m in the corner, watching you kiss her, ohh
I’m right over here, why can’t you see me, ohh
I’m giving it my all, but I’m not the girl you’re taking home, oooh
I keep dancing on my own

I just came to say goodbye.


One Moment In Time


Forever, Withney

Each day I live
I want to be
A day to give
The best of me
I’m only one
But not alone
My finest day
Is yet unknown

I broke my heart
Fought every gain
To taste the sweet
I face the pain
I rise and fall
Yet through it all
This much remains

I want one moment in time
When I’m more than I thought I could be
When all of my dreams are a heartbeat away
And the answers are all up to me
Give me one moment in time
When I’m racing with destiny
Then in that one moment of time
I will feel
I will feel eternity

I’ve lived to be
The very best
I want it all
No time for less
I’ve laid the plans
Now lay the chance
Here in my hands

Give me one moment in time
When I’m more than I thought I could be
When all of my dreams are a heartbeat away
And the answers are all up to me
Give me one moment in time
When I’m racing with destiny
Then in that one moment of time
I will feel
I will feel eternity

You’re a winner for a lifetime
If you seize that one moment in time
Make it shine

Give me one moment in time
When I’m more than I thought I could be
When all of my dreams are a heartbeat away
And the answers are all up to me
Give me one moment in time
When I’m racing with destiny
Then in that one moment of time
I will be
I will be
I will be free
I will be
I will be free

Empire State Of Mind


La ciudad que nunca duerme.

La ciudad donde todo es posible.

La ciudad en la que no pueden verse las estrellas pero en la que no te sientes solo.

La Ciudad.


Los nuevos piratas se llaman SGAE


Que cierto es aquello de que el que hizo la ley, hizo la trampa. Y si es en España… tiene un nombre que seguro aparece en La Real Academia de la Lengua Española: PICARESCA.

Es realmente cada vez más triste como cuatro gatos, que en este país se hacen llamar “artistas” y que no venden un disco desde que se emitía el NODO en aquella televisión en blanco y negro, ahora vengan con el cuento de que son cada día más pobres en su trabajo porque existe la piratería del material musical que crean.

Amo la música. Y he comprado música e intercambiado música desde que tengo uso de razón. Antes grababamos aquella canción de la emisora de radio que nos gustaba, y luego pasamos a usar aquellos cassettes de doble pletina. Y cuando comprabamos aquel disco por 1.500 pesetas, lo grababamos para que otros pudieran escucharlo.  Y también existían entonces aquellos puestos ambulantes donde te vendían esos mismos cassettes no originales.

Y como amo la música, grababa de la radio, o grababa con las dobles pletinas pero NUNCA compraba aquellos cassettes, igual que ahora tampoco compro en el top manta, sea del tipo que sea. Si quiero un disco lo compro… Y si el precio era abusivo en pesetas, se intercambiaba.

Y entonces se inventó el euro, y la música (entre otro millón de cosas más) pasó a ser un bien de lujo. Y entonces creció y creció Internet y la gente dejó de comprar discos “de lujo”, para intercambiarlos a gran escala. ¿Y dicen ahora que el negocio se fue a pique? El artista que antes vendía… vende igual, y el que no… sigue sin hacerlo.  Si te gusta la música, y un artista o un grupo, quieres recompensarle comprando su trabajo, y el que diga lo contrario miente.

Seamos sinceros, ¿cuántos artistas de antes hacen buena música ahora? Los mismos. ¿Cuantos artistas de ahora hacen música buena hoy…? En el mundo de la comunicación y el marqueting en el que vivimos cualquiera puede decir que es músico, como puede decir que es periodista, actor o informático.

Y lo peor, y más triste si cabe, es que al carro de la piratería, se han unido ya no sólo músicos, sino todos aquellos que como creadores o capaces de dar un servicio, corren el riesgo de que otro individio haga lo mismo que él, y ahora llaman plaggio a todo aquello que uno puede inventar, cuando a estas alturas, ya está TODO inventado.  Incluída la picaresca de llamar CANON al impuesto abusivo que los políticos y el SGAE se han inventado para convertir en oro todo lo que tocan. ¿Quienes son los piratas en esta historia? Que es muy fácil que crea el ladrón que todos son de su misma condición.

Y tras comenzar a cobrar CANON por la compra de CD’s o DVD’s originales para grabar en ellos (que no tiene por qué ser música, pueden ser datos o fotos personales de mis vacaciones, pero para eso también recaudan ), se suman al carro de “vamos a robar con”: el comprar una cámara digital, el comprar un teléfono, una televisión, un libro… y al paso al que vamos, por tararear la canción de un anuncio por la calle o escribir en mi diario. Porque ladrón que roba a ladrón, tiene cien años de perdón.

Y que no me digan señores, que NO pago por intercambiar música, porque soy muy honrada y la compañía que me da servicio de Internet bien que se acuerda todos los meses de llevarse su dinerito, y ya se frotan seguro las manos para solventar el impuesto CANON y que no les afecte a ellos y seguro subirán los precios y ¿quién se llevará esa pasta recaudada? ¿El artista? ¿El enmaquetador? ¡¿La discográfica? No, señores los piratas llamados SGAE, porque son intermediarios, y en este país de bien sabida picaresca, el intermediario se forra a costa de los demás, y si no que se lo digan a los agricultores, los pescadores, los ganaderos, los usuarios que vemos precios engordados de toda clase de productos que podemos comprar en el extranjero por menos (y para lo que existe  la llamada ADUANA aún comprando en la UE y supuestamente sin existir fronteras…) Y la lista es tan larga, como larga es la CARA DURA de la SGAE y su impuesto pirata. Asi que, llamemos a las cosas por su nombre, al pan, pan… y al vino, vino.

Y como  es posible que canturreando la cancioncilla popular aquella de “Por el mar corren las liebres por el monte las sardinas…” quizás aparezca su autor para cobrarme el CANON, opto por opinar sobre tremendos corsarios, bucaneros, corsos y filibusteros con aquella frase del Lazarillo de Tormes, que “Con las artes que digo ganaba más en un mes que cien ciegos en un año“.

Asi que:

DI NO AL CANON

http://www.todoscontraelcanon.es/


For you’re always… in my heart


Ya es Legenda. Nació como una estrella, vivió como un mito, y murió siendo el rey.

Habrá gente que haya creído todo lo que se ha dicho de él. Habrá gente que haya dudado cuando fue acusado. Y habrá habido gente, que tras el funeral emitido en directo para todo el planeta, haya creído que ahora ya poco importa todo aquello, o que de nuevo la extravagancia le rodea.

El Rey del Pop era Rey por algo. Un niño grande que veía en cada persona, algo más de lo que los ojos a simple vista podían captar. Un niño grande en el que se reflejaba ese Peter Pan con el que todos hemos soñado. Un niño de sonrisa dulce, limpia y pura… un niño que nunca quiso crecer.

El rey nos deja su legado. No hay nadie, en ningún rincón de este planeta que no sepa quien es Michael Jackson. Y era algo más que un cantante o un showman, era un ser humano con un corazón tan grande que no le cabía en el pecho y que aún teniendo todo lo que tenía, siempre le sobraba todo para los que no poseían nada.

No sólo tiene el record al disco más vendido del planeta, también tiene el record de la persona que más dinero dedicaba a obras benéficas: allí donde hacía falta, en aquel recóndido lugar, Michael cedía generosamente y sin ánimo de lucro su mano.

Alguien dijo una vez que su único problema era estar rodeado de gente que realmente no le quería ni le apreciaba como lo que era. Gente que a su lado, podía tenerlo todo, y que por ello buscaban beneficio de su persona. Gente que nunca pensó que en el fondo, y aún rodeado de gente, se sentía solo.

Millones de seguidores en todo el planeta hemos dicho el último adiós a Michael. Ya no oiremos su voz, aunque esperábamos haberlo hecho en su nueva gira (quizás la última) que iba a traerle a montones de rincones distintos. El Rey había vuelto… y aunque todo el mundo decía que el Rey estaba acabado, cada vez que el Rey caía, el Rey se alzaba más fuerte.

Hoy, millones de almas dan su último “hasta siempre” a Michael Jackson. Almas que han crecido viendo en él a un ídolo, a un hermano mayor…

Quizás ya no habrá nadie en el mundo que mire a los desfavorecidos como él hacía, que sufra al ver llorar a un niño por no tener qué comer o por enfermar por falta de una simple vacuna en algún rincón, que reivindique cosas tan importantes como que somos el legado del planeta y que si no cuidamos de nuestro hogar, estamos condenando nuestro futuro. Y todo esto, dicho más de una vez, no como un eslogan de un momento dado y punto porque es algo que vende. Era algo que decía una y otra vez, sin descanso, porque le importaba, porque quería que nuestros hijos y los suyos, heredaran un maravilloso lugar. Uno que habíamos heredado y que no respetamos en absoluto y nos puede ser arrebatado: por la guerra, por el hambre, por la naturaleza enfurecida por no devolverla en armonía lo que nos ofrece.

Quizás haya gente que de nuevo, busque ahora en su muerte su forma de aprovecharse de él contando mentiras por el sólo hecho de sacar un beneficio propio. Siento pena por aquellos que han sacado dinero por una entrada para un evento que ERA gratuito, que se han promocionado a su costa cuando su cuerpo aún no estaba frío, que se han aprovechado de su difusión completamente gratis y en abierto para todos los rincones del planeta, que han asegurado justo ahora que mintieron en el pasado y pedido perdón ya demasiado tarde, ahora que no puede responder y que seguro él ya había perdonado. Por desgracia sé que será siempre el que lo dio todo a cambio de nada y que muchos de los que le rodearon jamás le imitaron.

Le hemos tenido que ver partir más allá de donde todos nosotros podemos ir de momento, para ver que es capaz de unir a gente, dando igual su raza, religión o estatus social. Todos unidos en su despedida como humanos, que rinden homenaje a otro ser humano.

Hoy el mundo pierde una estrella, el firmamento la gana y brillará desde el cielo igual que brillaba por si sólo en la tierra. Su música le hace ya inmortal, lejano como un pequeño punto en el cielo, que renacerá cada vez que alguien, en algún rincón, le recuerde o le escuche.

No nos olvides desde allá arriba Michael porque desde aquí abajo siempre te recordaremos.

Ya eres Leyenda Inmortal Por Toda la Eternidad.

Frase: “I would have followed you my brother, mi captain… my king!” [“Yo te hubiera seguido, mi hermano, mi capitán… mi REY”]