El Rincón del Pensamiento

Felicidades Lara Croft: 20 años siendo también mi icono


Veinte años no son nada. O al menos no lo son para la heroína femenina por excelencia.

Hoy día puede que a muchos les parezca exagerado dada la cantidad de demanda de videojuegos y de diferentes aventuras gráficas donde los personajes femeninos tienen su peso. Pero el caso es que, todas ellas tienen en Lady Croft su referente.

Hace veinte años los videojuegos eran cosa de niños, y por supuesto, los protagonistas en su mayoría también eran masculinos. Pero en aquella época también había jugadoras, aunque su número no fuera tan grande. Y en cierta forma, muchas de aquellas jugadoras nos volcábamos en hacer entender a la sociedad que también existíamos y que podíamos valernos solas.

Hoy día puede parecer descabellado, pero hace veinte años las cosas eran bastante diferentes y desde su punto de vista, la entonces joven aventurera puso un punto de inflexión sobre esa falsa moral que arrastrábamos por que las cosas eran así, y punto.

Así que sí… No sabes lo lejos que hemos llegado.

Con su salida en 1996 lo hizo de forma bastante discreta, y en estos veinte años ha pasado por diferentes etapas, como la vida misma vaya. Apareció para revolucionar el pensamiento y cambiar las cosas. Las chicas también podían ser malas, autosuficientes, inteligentes, especialistas, duras en la vida y dueñas de su propio destino. Y con el paso del tiempo, y de las aventuras con Lara Croft cada vez se veía más y más en ella ese toque de mujer única que en el fondo todas queríamos poder alcanzar. Con ella, muchas queríamos dejar claro que podíamos llegar a ser lo que quisiéramos.

Pero la Lara de hoy, es una Lara renacida. Una que con la experiencia hasta ahora vivida ha sabido darle un giro de tuerca más a su propio yo. La compañía Eidos supo como explotar a aquella Lara entonces, y ahora Square Enix que comprara en su día Eidos, con Crystal Dynamics al frente, lo hace de otra manera.

Pero para mi no ha cambiado nada. Para mi sigue siendo la misma chica a la que he conocido en diferentes etapas. Primero curtida, tal y como nos la presentaron en su primera historia buscando el Sción (que revivimos cuando cumplió diez años con ese mismo juego remasterizado: “Anniversary”), para después localizar la Daga Xian, y después las cinco Piedras Meteoríticas, teniendo que encerrar a Seth de nuevo en su tumba egipcia usando el Ankh, reviviendo su pasado tras su desaparición tras ser dada por muerta al localizar La Piedra Filosofal o la Lanza del Destino, y aprendiendo despues de las 4 Pinturas Oscuras y buscando a Excalibur la Espada de Arturo o la búsqueda de la mítica Avalon.

Con esta nueva Lara, vemos ahora su versión menos curtida. Pero donde se explica el motivo de cómo es la Lara que siempre hemos conocido. Con su primer viaje en el Endurence, veíamos a una joven arqueóloga como otra cualquiera: inteligente pero con todo el tiempo del mundo para aprender de sus mentores, hasta que la búsqueda de la Mítica Reina Sol y la leyenda de Yamatai la lleva a naufragar en una isla desconocida en donde tendrá que aprender hasta donde pueden llegar sus capacidades y qué ha de hacer para sobrevivir por sí sola. Una vez consigue salir de aquella isla, acabará por tener más preguntas que respuestas lo que la lleva a investigar y buscar la obsesión de su propio padre: el alma inmortal.

Con el segundo juego de esta nueva etapa, vemos a una Lara que no piensa rendirse para conseguir saber más sobre lo que en su día creyó que eran sueños y divagaciones de su padre. Nunca pensó que aquello en lo que él creía, acabaría siendo su propia búsqueda. En la nueva aventura, Lara está obsesionada por huir de su mundo, uno en el punto de mira de la sociedad inglesa por ser hija de quien es: Lord Richard Croft. Ella no quiere nada de eso, sólo seguir los pasos de su padre buscando ese alma inmortal, lo que la lleva a Siberia en busca de la Mítica Ciudad Kítezh que fuera en su día construida por el príncipe Vladimir en el siglo XIII, tras buscar pistas primero en Siria y en la figura de El Profeta de Constantinopla. Las huellas de este personaje aparecerán también en Siberia donde Lara buscará localizar la mítica ciudad y sus secretos.

Hoy Lara Croft cumple veinte años. Y hoy, de nuevo y por medio de un DLC nuevo (DownLoadable Content – Contenido Descargable), los que hemos conocido y vivido con ella vemos de nuevo uno de los icónicos lugares que podíamos explorar en sus antiguos juegos: La Mansión Croft. Y no sólo eso, el pasado… el presente y con ello el futuro vuelve a hilarse de nuevo. Quizás no sea exactamente igual al que fue creado en un principio, pero el retoque es tan perfecto, tan bien tramado… y con tantos guiños que apuntan a un respeto absoluto a todo lo anterior creado para ella, que es como tocar el cielo. Va a ser difícil superar esa sensación vivida con esa reliquia egipcia que sabes que más adelante ella misma obtendrá, o escuchar nombrado ese dragón de jade que hará que más adelante, investigue el Templo de Xian. Detalles, guiños, y una sencilla maravilla gráfica sólo digna de alguien como Lara Croft.

Nunca hubiera imaginado que aquella aventura gráfica que jugara hace años en un ordenador destartalado en donde una mujer pixelada y buscando reliquias y tesoros en lugares llenos de cuadrados de colores y pixeles gigantes que ya entonces eran lo más increíble del mundo y que me hizo soñar con visitar tantos lugares distintos para vivir aventuras siendo una niña, hoy… me haría sentir exactamente lo mismo a tal nivel que no hace falta tener que imaginar, ha sido como poder tocarlo.

En aquel entonces quizás no podía comprender en toda su amplitud aquello. Sólo sabía que Lara era especial y que siempre lo sería. Veinte años después y pudiendo disfrutar de ella aún, echando la mirada atrás, he comprendido que no sólo me enseñó a entender hasta que punto la fortaleza nace de uno mismo ante las duras pruebas de la vida. También me enseñó que las cosas buenas tienen un precio, que el esfuerzo es el camino para que las cosas merezca la pena y que el pasado es muy importante: aprender de él ha de convertirse en un hábito para evitar repetir los errores.

Gracias por poder crecer contigo Lara Croft. Gracias por enseñarme todo lo que he aprendido y que hoy, sin duda alguna, me hacen ser quién soy.

¡Feliz Cumpleaños Lara! Te espero en tu próxima aventura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s