El Rincón del Pensamiento

Entradas etiquetadas como “Tomb Raider

Felicidades Lara Croft: 20 años siendo también mi icono


Veinte años no son nada. O al menos no lo son para la heroína femenina por excelencia.

Hoy día puede que a muchos les parezca exagerado dada la cantidad de demanda de videojuegos y de diferentes aventuras gráficas donde los personajes femeninos tienen su peso. Pero el caso es que, todas ellas tienen en Lady Croft su referente.

Hace veinte años los videojuegos eran cosa de niños, y por supuesto, los protagonistas en su mayoría también eran masculinos. Pero en aquella época también había jugadoras, aunque su número no fuera tan grande. Y en cierta forma, muchas de aquellas jugadoras nos volcábamos en hacer entender a la sociedad que también existíamos y que podíamos valernos solas.

Hoy día puede parecer descabellado, pero hace veinte años las cosas eran bastante diferentes y desde su punto de vista, la entonces joven aventurera puso un punto de inflexión sobre esa falsa moral que arrastrábamos por que las cosas eran así, y punto.

Así que sí… No sabes lo lejos que hemos llegado.

Con su salida en 1996 lo hizo de forma bastante discreta, y en estos veinte años ha pasado por diferentes etapas, como la vida misma vaya. Apareció para revolucionar el pensamiento y cambiar las cosas. Las chicas también podían ser malas, autosuficientes, inteligentes, especialistas, duras en la vida y dueñas de su propio destino. Y con el paso del tiempo, y de las aventuras con Lara Croft cada vez se veía más y más en ella ese toque de mujer única que en el fondo todas queríamos poder alcanzar. Con ella, muchas queríamos dejar claro que podíamos llegar a ser lo que quisiéramos.

Pero la Lara de hoy, es una Lara renacida. Una que con la experiencia hasta ahora vivida ha sabido darle un giro de tuerca más a su propio yo. La compañía Eidos supo como explotar a aquella Lara entonces, y ahora Square Enix que comprara en su día Eidos, con Crystal Dynamics al frente, lo hace de otra manera.

Pero para mi no ha cambiado nada. Para mi sigue siendo la misma chica a la que he conocido en diferentes etapas. Primero curtida, tal y como nos la presentaron en su primera historia buscando el Sción (que revivimos cuando cumplió diez años con ese mismo juego remasterizado: “Anniversary”), para después localizar la Daga Xian, y después las cinco Piedras Meteoríticas, teniendo que encerrar a Seth de nuevo en su tumba egipcia usando el Ankh, reviviendo su pasado tras su desaparición tras ser dada por muerta al localizar La Piedra Filosofal o la Lanza del Destino, y aprendiendo despues de las 4 Pinturas Oscuras y buscando a Excalibur la Espada de Arturo o la búsqueda de la mítica Avalon.

Con esta nueva Lara, vemos ahora su versión menos curtida. Pero donde se explica el motivo de cómo es la Lara que siempre hemos conocido. Con su primer viaje en el Endurence, veíamos a una joven arqueóloga como otra cualquiera: inteligente pero con todo el tiempo del mundo para aprender de sus mentores, hasta que la búsqueda de la Mítica Reina Sol y la leyenda de Yamatai la lleva a naufragar en una isla desconocida en donde tendrá que aprender hasta donde pueden llegar sus capacidades y qué ha de hacer para sobrevivir por sí sola. Una vez consigue salir de aquella isla, acabará por tener más preguntas que respuestas lo que la lleva a investigar y buscar la obsesión de su propio padre: el alma inmortal.

Con el segundo juego de esta nueva etapa, vemos a una Lara que no piensa rendirse para conseguir saber más sobre lo que en su día creyó que eran sueños y divagaciones de su padre. Nunca pensó que aquello en lo que él creía, acabaría siendo su propia búsqueda. En la nueva aventura, Lara está obsesionada por huir de su mundo, uno en el punto de mira de la sociedad inglesa por ser hija de quien es: Lord Richard Croft. Ella no quiere nada de eso, sólo seguir los pasos de su padre buscando ese alma inmortal, lo que la lleva a Siberia en busca de la Mítica Ciudad Kítezh que fuera en su día construida por el príncipe Vladimir en el siglo XIII, tras buscar pistas primero en Siria y en la figura de El Profeta de Constantinopla. Las huellas de este personaje aparecerán también en Siberia donde Lara buscará localizar la mítica ciudad y sus secretos.

Hoy Lara Croft cumple veinte años. Y hoy, de nuevo y por medio de un DLC nuevo (DownLoadable Content – Contenido Descargable), los que hemos conocido y vivido con ella vemos de nuevo uno de los icónicos lugares que podíamos explorar en sus antiguos juegos: La Mansión Croft. Y no sólo eso, el pasado… el presente y con ello el futuro vuelve a hilarse de nuevo. Quizás no sea exactamente igual al que fue creado en un principio, pero el retoque es tan perfecto, tan bien tramado… y con tantos guiños que apuntan a un respeto absoluto a todo lo anterior creado para ella, que es como tocar el cielo. Va a ser difícil superar esa sensación vivida con esa reliquia egipcia que sabes que más adelante ella misma obtendrá, o escuchar nombrado ese dragón de jade que hará que más adelante, investigue el Templo de Xian. Detalles, guiños, y una sencilla maravilla gráfica sólo digna de alguien como Lara Croft.

Nunca hubiera imaginado que aquella aventura gráfica que jugara hace años en un ordenador destartalado en donde una mujer pixelada y buscando reliquias y tesoros en lugares llenos de cuadrados de colores y pixeles gigantes que ya entonces eran lo más increíble del mundo y que me hizo soñar con visitar tantos lugares distintos para vivir aventuras siendo una niña, hoy… me haría sentir exactamente lo mismo a tal nivel que no hace falta tener que imaginar, ha sido como poder tocarlo.

En aquel entonces quizás no podía comprender en toda su amplitud aquello. Sólo sabía que Lara era especial y que siempre lo sería. Veinte años después y pudiendo disfrutar de ella aún, echando la mirada atrás, he comprendido que no sólo me enseñó a entender hasta que punto la fortaleza nace de uno mismo ante las duras pruebas de la vida. También me enseñó que las cosas buenas tienen un precio, que el esfuerzo es el camino para que las cosas merezca la pena y que el pasado es muy importante: aprender de él ha de convertirse en un hábito para evitar repetir los errores.

Gracias por poder crecer contigo Lara Croft. Gracias por enseñarme todo lo que he aprendido y que hoy, sin duda alguna, me hacen ser quién soy.

¡Feliz Cumpleaños Lara! Te espero en tu próxima aventura.


Rise of the Tomb Raider


 photo light-clean-desktop_wide.jpg

[Artículos anteriores: Parte 1Parte 2Parte 3Parte 4]

Dos largos años… desde el regreso de la heroína arqueóloga Lara Croft a la vida de mano de Crystal Dynamics y Square Enix, los fans de la saga hemos tenido que recibir la bofetada y comprobar lo que es tener que aguantar las ganas de ponernos en la piel de nuestra aventurera favorita desde hace años debido a la nueva política por parte de la empresa que desarrolla ahora su futuro.

Aunque la salida de la nueva aventura de Lara, con título “Rise of the Tomb Raider” fue en exclusiva para la consola de Microsoft Xbox One a finales de 2015, decisión basada sólo en lo que el dinero puede llegar a hacer, no ha sido hasta 2016 cuando la compañía soltó la exclusividad por parte de su consola y permitió su venta también para PC (sólo Windows), mientras que Playstation, la consola que diera vida antaño a Tomb Raider tendrá que seguir esperando su salida.

Tras vivir una increíble aventura con el juego anterior, pudimos ver como su vida y su historia volvían a contarse de nuevo, y que nos llevaba a ver como una joven y recién estrenada arqueóloga, buscaba signos de la existencia del mito de La Reina Sol, Hímiko y de su antiguo reino de Yamatai en el Triángulo del Dragón en el mar de Japón. Hasta allí fuimos con ella y su grupo de amigos, sintiendo en la piel lo que la joven e inexperta Croft iba a sufrir y vivir a partir de este momento.

Lara salió de aquella isla con vida pero ya no volvería a ser la misma. Las creencias de su padre, arqueólogo como ella y la piedra filosofal por la cual había seguido sus pasos, acababa de dar un giro de ciento ochenta grados. De repente, no todo era físico, no todo era historia, o ciencia, o mito… Yamatai, y la Reina Himiko la hizo ver que quizás detrás de cada mito hay una historia de verdad. Allí vio un Alma Inmortal… y a partir de allí necesitará saber más sobre todo aquello que su padre buscaba y que ella no entendía.

“Los exploradores que buscan las verdad son los pioneros, quienes defienden el futuro”

Con una Lara que ha aprendido en su aventura anterior lo que es sobrevivir de forma brutal, en esta nueva entrega veremos como busca una verdad que hasta ahora pensaba que sencillamente, eran los delirios de su padre.

Hoy sabe que su padre no estaba loco. Hoy necesita saber más sobre lo que ha visto, y tratar de comprenderlo. Hoy Lara Croft seguirá los pasos de un progenitor al que idolatró siendo una niña, al que vio caer debido a sus creencia y buscará más allá de todo para desvelar la verdad.

Y la verdad… Os hará libres.

 photo rise-of-the-tomb-raider-pc-error-guide.jpg


Las niñas ya no quieren ser princesas (Parte 4)


WPID2_640x960

(Leer parte 3…)

Treinta y cinco millones de copias vendidas desde su existencia… ahí es nada. “Un famoso explorador dijo una vez: lo extraordinario es lo que hacemos, no quienes somos”.

2013 será el regreso de Lara Croft a nuestras manos con su décimo juego. En 2009 Eidos Interactive le cedía el testigo a Square Enix, comenzando una nueva etapa. No sabemos nada de ella desde la salida de un juego intermedio para PC y por primera vez para Macintosh con título “Lara Croft and the Guardian of the Light” en 2010, y por primera vez con la posibilidad de multijugador online. Quizás como prueba de lo que veremos en el futuro, sin duda. “Al fin estaba preparada para dejar huella, para buscar una aventura”

Han trabajado sin perder de vista este juego intermedio, y la reestructuración para lo que veremos. Algo que sin duda será totalmente nuevo, porque en 2011 se dejó caer un trailer de la que sería la nueva Lara: joven e inexperta, lista para tener una nueva aventura en su vida como videojuego, pero una totalmente distinta a la que hasta ahora habíamos vivido con ella. Herida, indefensa, mostrando dolor físico y desesperación absoluta en situaciones llenas de momentos terribles y siendo víctima de las circunstancias que escapan por completo a su control. “Sin embargo, la aventura me encontró a mi”.

Hasta ahora NADA había sido así. Hasta ahora nuestra heroína sabía perfectamente como desenvolverse, como buscar la forma de salir de situaciones complicadas… Hasta ahora jamás la habíamos visto en una situación semejante en la que tener que usar sus instintos primarios e inexpertos para sobrevivir. O al menos no como se nos ha dejado ver en ese trailer.

La idea está clara, sólo hay que escuchar a nuestra protagonista para comprender que se ha querido hacer una revolución absoluta. Por primera vez veremos a una Lara indefensa y a nosotros con ella. Una aventura más cerca del horror-supervivencia que de la aventura-acción a la que estábamos acostumbrados. Una heroína hasta ahora, a la que jamas habíamos visto en una situación igual.

El 5 de Marzo de 2013 sabremos si Tomb Raider, así a secas, sin nada más para completar el nombre del juego, será el giro que la haga más ÚNICA aún. Por lo poco que nos han dejado saber, comienza esta nueva entrega siendo una superviviente de un viaje extraordinario. La que podría ser su primera aventura, siendo inexperta en lo vivido hasta ahora en juegos anteriores y deseando dar un giro a su, al parecer, aburrida y acomodada vida. Quizás veamos como era antes de convertirse en Lara Croft. Nuestra Lara Croft.

De momento sabemos lo justo al respecto. Lo que nos han dejado ver en los escasos trailers que han permitido su visionado. Al parecer, Lara viaja con varios compañeros en la nave Endurance y una terrible tormenta parte en dos el barco y separa a sus tripulantes. La joven Croft se ve engullida por el mar en algún lugar perdido de las costas de Japón. Es arrastrada por la tormenta a la costa de una isla olvidada, y allí se ve obligada a llevar a límites su fortaleza humana para sobrevivir. Tendrá que superar esta primera prueba y pasar de joven asustada que odia las tumbas, a la mujer curtida en la supervivencia a la que estamos acostumbrados. Será apresada por los habitantes del lugar y forzada a tener que elegir su camino, intentar salvar a sus compañeros de viaje, forjando así su futuro carácter. Haciéndola creer en la parte oculta y extraña que oculta la Historia, para hacerse mito y que la hará buscar reliquias con poderes extraordinarios en el futuro. Pero para llegar a ese futuro, primero hay que escapar de esa isla. Y no tendrá alternativa, luchar por su vida, o morir.

En nuestros momentos más oscuros, cuando la vida pasa frente a nosotros, encontramos algo, que nos hace seguir adelante: Algo que nos anima”.

2013

“Cuando todo parece perdido, he encontrado la verdad. Y sé en lo que debo convertirme“.


Las niñas ya no quieren ser princesas (Parte 3)


(Leer Parte 2)

¿Acabar con Lara Croft definitivamente?

Eso fue prácticamente lo que se plantearon sus creadores tras las ventas de Tomb Raider en los años que llevaban. Parecía que gustaba, pero cada vez menos. Ya no se conformaban con que fuera buena, querían los resultados del primer juego y para ello había que innovar, y con el final del juego predecesor, era el momento ideal para intentarlo.

Reinventarse o morir:

2000

En el año 2000, Eidos nos sorprendía con un juego nuevo, en la que al menos yo, esperaba poder ver a Lara salir de la tumba al más puro estilo Indiana Jones. Porque… no podía ser ese el final y estar muerta. Pero, no fue eso lo que se contaba.

Efectivamente en Tomb Raider: Chronicles, su siguiente juego, se nos relata que Lara ha fallecido en Egipto, y se le ofrece un digno funeral en su honor. Tres de sus amigos se reúnen más tarde en su mansión para recordarla, y con sus recuerdos, comienza nuestra aventura. Manejando a esta Lara nos plantean pues datos del pasado, y en los niveles planteados buscamos la Lanza del Destino, la Piedra Filosofal y el Artefacto Iris (el que supuestamente le ganó a Von Croy durante el tutorial del juego anterior), volviendo a jugar con una Lara adolescente que tiene una aventura en Irlanda solamente, y ya adulta en Roma, en un submarino en la costa de Rusia, y por último en un rascacielos para conseguir cada una de las preciadas reliquias.

El final del juego, nos abre la luz, al ver como el tutor de infancia de Lara, Von Croy, que no ha dejado de buscar a su joven aprendiz la localiza finalmente bajo los escombros de la tumba de Set y trata de rescatarla. A pesar de este final tan abierto a nuevas aventuras, fue uno de los juegos que menos éxito tuvo, sólo 1,5 millones de copias en todo el mundo. Seis años consecutivos, y seis juegos cada año. La franquicia se llegó a plantear dejar de sacar nuevos proyectos pero acabaron por optar a darse tiempo para pensarlo.

En 2001, y cuando aún se planteaba su habría un siguiente proyecto, Lara Croft saltó a la gran pantalla protagonizada por una Angelina Jolie que la dejó para siempre en la retina de muchos. Y con esa imagen seguimos esperando una decisión sobre un nuevo juego.

Y la espera se hizo larga. Dos años más desde la película y tres desde el juego anterior tuvieron que pasar para poder volver a ver a Lara Croft en el mercado de videojuegos. Core Design lanzó Tomb Raider: The Angel of Darkness tras una renovación de todo lo que habíamos visto hasta ese momento. Querían reescribir a Lara, volver a hacerla atractiva… y les salió una Lara bastante oscura. Vendieron dos con cinco millones de copias. Más que la última pero muy lejos de la primera. Aunque ciertamente sí que nos cuentan cosas nuevas y nunca vistas.

2003

Y el comienzo… es fuerte. Lara es acusada de haber asesinado a Werner Von Croy, que se puso en contacto con ella para darla información sobre  una misteriosa organización liderada por Peter Van Eckhardt y para encontrar un Grabado De Pinturas Obscuras. Por lo que pasa a ser fugitiva de la policía, tratando de localizar cada pintura e impidiendo que la organización llamada “la Cábala” se haga con ellas. Esta secta intentan resucitar a una raza extinguida llamada los Nephilim (unión de ángeles caídos y humanos) usando una poderosísima arma en un talismán llamado el Sanglyph y cuya única forma de conseguir es desvelar los oscuros textos ocultos en cinco pinturas de la edad media, dos nos llevan a Francia (la ciudad en sí, y el Louvre) y el resto en Praga, en la ciudad, en zona de restos arqueológicos y en sus catacumbas.

Cambios a la hora de usar a Lara, dado que ahora puede luchar en combate mano a mano, saltar hacia atrás, arrastrarse cuerpo a tierra y dar saltos muchísimo más largos. También podía elegir respuestas cuando se la preguntaba, lo que parecía dar la posibilidad de tener una solución u otra dependiendo de la decisión tomada. Y algo total y absolutamente nuevo, la incorporación del personaje Kurtis Trent, que en ciertas partes del juego entorpecerá a Lara, y en otras tendremos que llevarle nosotros mismos. Siendo éste, el último miembro vivo de un grupo de monjes conocidos como Lux Veritati, con ciertas capacidades especiales que les hacen enemigos de los miembros de la sexta de “La Cábala”. La ayudará a conseguir los tres fragmentos del Amuleto que nos permitirá luchar contra Eckhardt convertido en escorpión y su secuaz en la batalla final. Sabemos que Kurtis Trent quedó malherido, pero no si sobrevivió o no. Gráficamente mejoró bastante, la historia era interesante y veíamos sin duda bastantes aspectos totalmente nuevos. Por desgracia el juego tenía bastantes errores, problemas con los controles y ángulos de cámara que eran más un estorbo que una ayuda. Debido a ello, Core Design perdió la franquicia, y nuevos desarrolladores tomaron el control. Querían rehacer a Lara, volver a tener a aquella heroína en las manos, y hacerla tan grande como antaño.

Ese mismo año, de nuevo Angelina Jolie protagonizaría una segunda parte de la primera película, esperando con ello dar un empujón al juego. No sería suficiente, o por lo menos no lo que se esperaba.

El gran salto:

2006

Eidos Interactive se hizo cargo del nuevo proyecto junto con Crystal Dynamics. 2006 fue el año en que se presentó a lo grande Tomb Raider: Legend. La idea era dejar atrás a la antigua Lady Croft, y hacerla completamente nueva. Aquí comenzó el cambio de la Lara que conocíamos, a la Lara que es ahora. Se la creó un nuevo pasado, que es el que mantiene hasta ahora. Ya no era una joven desheredada, hija de Lord y Lady Henshingly Croft, que logró atrapar a Big Foot y que financiaba sus aventuras escribiendo libros sobre ello. Tampoco su accidente en avión ocurrió en el Himalaya cuando era adulta. Se mantiene parte de la historia y cambian otras. Su madre, tampoco murió en aquel accidente de avión. En esta nueva versión de su vida, tras el accidente, ambas descubrieron un templo budista y Lara accionó un artefacto que sujetaba una espada ocasionando que Amelia Croft desapareciera ante los ojos de la niña. Tras aquello fue criada por su padre, el arqueólogo Richard Croft, duque de Abbingdon.

Esta es su nueva historia, y basándose en ella, viaja a Bolivia, Perú, Japón, Ghana, Kazajistán, Nepal e Inglaterra en una trama encajada en localizar la mismísima Excalibur del Rey Arturo junto con una ex-compañera de estudios y escuela.

Su recibimiento fue increíble. La publicidad dejaba claro antes de la salida del juego que esta Lara, iba a por todas. Y el juego no defraudo. Ésta era la Lara que esperábamos tener en nuestras manos, mas fluida en sus movimientos, con un mejor control, una buena historia, un diseño nuevo de la heroína que la hacía más real aún. Quizás el cambio de su pasado no era necesario pero dejó de importar aquello si seguían esa línea en las futuras. Vendió cuatro con cinco millones de copias, y volvía a dejar claro quién mandaba en esta clase de juegos.

2007

El año 2007 marcaba diez años del nacimiento de Lady Lara Croft y se decidió lanzar un juego que resumiera las aventuras del mito por excelencia: Lara Croft Tomb Raider Anniversary. En ella se trasladó a Lara a Perú buscando la tumba de Qualopec, Grecia, Egipto y una isla perdida.

Lara ya no era la misma. Era MEJOR. Atrás quedaban con esos diez años aquella Lara pixelada, aquellos escenarios con cubos repletos de misterios. Ahora era brutalmente gráfica, repleta de acción, capaz de hacerte con ella con facilidad y vivir lo que ella vivía hasta el punto de sentir la adrenalina en cada salto, o en cada escena de acción a tiros, corriendo o tratando de salvar la vida en una cornisa que se desprende. Pura energía y pura acción llevada a un juego bestialmente real sin perder la esencia de la mítica británica de siempre.

Mientras jugábamos a esta saga menor se preparaba la siguiente, que saldría al mercado en 2008. Tomb Raider: Underworld sería lo último que vería la luz, y totalmente ligado al Tomb Raider: Anniversary que jugáramos en 2007. En ella se introduce de nuevo a Jacqueline Natlan, la temible líder atlanteana que Lara lograra vencer hacía tantos años. El pasado, y el presente volvían a enlazarse dejando claro que nuestra querida Lara había mejorado pero no perdido toda su antigua vida.

2008

En esta nueva saga se resuelve el misterio de Amalia Croft, madre de Lara y vemos a nuestra heroína tener que tomar decisiones dolorosas para cerrar este capítulo de su historia mientras lucha por impedir que Natla conquite al mundo usando un artefacto que activaría placas tectónicas de la tierra ocasionando daños por medio de terremotos y erupciones volcánicas en todo el planeta. La mitología nórdica formará parte de esta saga, así como la mitología maya y la hindú. Lara se abre paso por el inframundo buscando los artefactos de Thor, sus guantes, el cinturón y el famoso martillo, que juntos abren las puertas de Avalon y que descubre qué es Helheim y así comprender lo que le ocurrió años atrás a su madre en Nepal.

Gráficamente era como vivirlo. Detalles ínfimos que la hacen única, como ver sus propias huellas en la tierra, ver como la lluvia la moja la ropa, el barro se la pega a la piel o como debe adaptarse para mover objetos dependiendo del arma que use. Junto a ello, los momentos de acción o momentos de adrenalina, que se desarrollan a cámara lenta cuando el riesgo es mayor, siendo testigos de cada movimiento y del riesgo que conlleva hacerlos como jugadores. Saltar y hacer esas arriesgadas jugadas a cámara extralenta con la vista pegada a la pantalla a la vez que se piensa si Lara lo logrará o no.

Ésta última Tomb Raider, se unió además a plataformas de juego nuevas como XBox 360, Playstation 3 además del PC. Y con ella también llegó a la Nintendo Wii, aunque tendrán que mejorar estas plataformas en próximas sagas.

Y por lo que se ve Lady Lara Croft con todo su pasado y su presente… Tiene mucho que decir en su futuro.

(Parte 4)


Las niñas ya no quieren ser princesas (Parte 2)


Lara-Croft-Sentido-homenaje-en-HD

(Leer parte 1…)

Y lo que comenzó con un comienzo simple, se convirtió en un icono de su época, y de las futuras.

Tomb Raider batió el record con ocho millones de copias vendidas de su primer juego en 1996 dejando claro que gustaba, y mucho. Hacer un resumen de sus aventuras es complicado. La arqueóloga más famosa de las consolas ha pasado de unas manos a otras que la han hecho ser lo que hoy es. Su trayectoria podría dividirse en varias partes:

Su comienzo:

1996

En aquella primera aventura, Lara viajaría a Perú, Grecia, Egipto y finalmente acabaría en el continente perdido de la Atlántida. El sueño de cualquier arqueólogo que se precie, vamos.

Viajar de un sitio a otro recogiendo pistas de objetos usados en la antigüedad y perdidos en los anales del tiempo, (en este caso de un artefacto llamado Scion, que Jacqueline Natla pide a Lara que localice tras contratarla), y que pasa de ser un objeto antiquísimo y extraño, a otro capaz de convertir a un humano en una mutación genética extraña.

Lara acaba descubriendo que su jefa quiere controlar el dispositivo sólo para alzarse con él y regir el mundo. Y tras hacer que mute convirtiéndose en una horrenda criatura, Lara tendrá que acabar con ella y salir airosa. Y así lo hace, o al menos así has de conseguir hacerlo, dado que has de meterte en la piel de la aventurera para lograrlo. Siempre recordaré el final de aquella fantástica aventura. El poder huir de la isla tras la explosión del volcán y hacerlo a lo grande, en un yate, al más puro estilo del mismísimo James Bond. Inglesa tenía que ser, por supuesto.

Con esta primera aventura ya no pasaría desapercibida nunca más. Material de todo tipo inspirada en la joven Croft saldría a la venta, y comenzó a crearse en seguida la idea de proseguir con una saga de juegos en torno a ella. Incluso llegando a usarse con cada nuevo juego a una modelo real distinta para pasarla a lenguaje de ordenador y con ello, verla en la pantalla y las consolas de todo el mundo.

1997

En 1997, salía la segunda entrega con gráficos mejorados y con la capacidad de usar vehículos entre otros detalles a destacar. Lara busca un nuevo artefacto, una Daga de Xian, mítica arma usada por un emperador de la China Imperial con el que lideró a su ejército. Por desgracia, el preciado objeto también es buscado por Marco Bartoli, un veneciano que no va a permitir que Lara se haga con la preciada reliquia.

China y su Gran Muralla, la ciudad de Venecia, un crucero hundido, el Himalaya, un monasterio Tibetano y de nuevo de regreso a China serán los lugares que la heroína visitará siguiendo la pista de la daga que acabará en el pecho del veneciano Bartoli convirtiéndose en dragón y al que Lara tendrá que vencer para acabar la aventura. Cuando vences al dragón y crees que has conseguido tu objetivo regresando a casa junto a Winston y siendo el final del juego: sorpresa, la casa de Croft en Surrey es atacada por los hombres de Bartoli… Esta segunda parte tuvo una expansión llamado Tomb Raider II: Golden Mask con 5 niveles extras, donde Lara tendrá que buscar la máscara de Tornarsuk, la cual es capaz de reanimar a quién la use.

Un año después, 1998 saldría la tercera entrega. A juego por año, los creadores de Lara se las ingeniaban para mantener a sus fans a la espera año a año con cada juego nuevo, y ya no sólo para PC sino también para  PlayStation que hacía las delicias de muchos. Para entonces se hablaba de llevarla incluso al cine.

1998

Nuevas aventuras en nuevos lugares del mundo, con nuevos movimientos tales como gatear, agacharse, esprintar o columpiarse se convertían en nuevas mezclas de teclas que hacían cada vez más real sus movimientos. Eso junto con la posibilidad de descubrir los secretos de la mansión Croft, donde Lara guarda las reliquias que había estado coleccionando desde su primera aventura. Eso, y el querido mayordomo Winston que la perseguía por toda la casa.  En esta aventura, eran cuatro los objetos a conseguir (La Daga Ora, el Ojos de Isis, el Elemento 115 y la Piedra Infada) y de nuevo, esta vez la Compañía RX-Tech competía con ella por conseguirlas. Lugares como la India, las Islas de Pacífico, Londres, El Área 51 de Nevada y al final la Antártida son los escenarios donde Lara se enfrenta al Doctor Willard, un aliado al principio, quién se apodera de un meteorito y muta en una horrible araña. Su huida final si lograbas acabar con él, sería en helicóptero.

Esta tercera parte tendría un nivel extra, las sorpresas de este tipo hacían jugoso e impagable el juego. Si se lograban los 59 secretos escondidos a lo largo de 19 niveles, junto con la llave de la Catedral de Londres, Lara podía viajar justo a esta ciudad para realizar este nivel de más, denominado Tomb Raider 3 Gold: The Lost Artifact. En él se podía visitar las tierras altas escocesas, el eurotúnel y las catacumbas de París. Y la misión consistía en descubrir los secretos de la catedral de St. Paul.

En 1999, saldría una nueva aventura de la saga con título por fin sin número, como nos tenían acostumbrados hasta ahora. Tomb Raider: The Last Revelation nos llevaría durante prácticamente todo el juego a Egipto, visitando uno a uno los lugares donde la arqueología, la historia y con ella la aventura, haría en mi caso particular, el mejor juego hasta entonces. Durante el llamado nivel cero, se nos contaban los comienzos de una jovencísima Lara al cargo de un profesor tutor llamado Werner Von Croy. Con este comienzo en Camboya, por primera vez se relatan detalles de su pasado, como por ejemplo, cómo consiguió la mochila que siempre llevaría con ella desde entonces y que luce desde su primer juego. Tras esta pequeño comienzo en el que hacerse con los controles de movimiento nuevos tipo: sujetarse a cuerdas, balancearse, escalar postes o saltar sobre ellos, doblar esquinas, usar armas como un revolver con mira telescópica, lanzagranadas o una ballesta, Lara libera sin querer al dios egipcio Set, lo que desata muchos problemas que si no llegan a detenerse, podrían provocar el Apocalipsis, de ahí que Lara viaje a Egipto.

El juego es sencillamente espectacularmente gráficamente hablando para alguien que ama Egipto como yo. Visitar el Valle de Los Reyes, el templo de Karnak, la Biblioteca de Alejandría, el palacio de Cleopatra o el Cairo, y todo para unir las piezas de la armadura de Horus e invocarlo para con ello derrotar a Set, que ha poseído el cuerpo de Von Croy. La arqueología y la historia antigua se mezclan con armonía y veracidad para crear una guión digno de una película. Al final, tendrá que encerrar a Set en un templo por toda la eternidad y tratar de huir antes de quedar atrapada. Pero por primera vez, las cosas no salen bien. Ese será el final de The Last Revelation, con una Lara atrapada para siempre en una tumba.

Y con ella, y su muerte… ¿su final?

1999

(Leer  Parte 3)


Las niñas ya no quieren ser princesas (Parte 1)


Ni falta que las hace.

Que diferentes pueden ser las cosas con el paso del tiempo. Y parece increíble lo mucho que puede influenciar el entorno al cambio.

Antes nos educaban para ser lo que se suponía teníamos que ser. Menos mal que eso ha cambiado. Despacio, pero lo ha hecho. Sinceramente es uno de los detalles que no cambiaría de la época en que en mi caso, me ha tocado vivir.

Una de las influencias que nos hacían pensar que las cosas podían ser diferentes fue precisamente un icono que revolucionó el mundo de los videojuegos de la época. Uno de esos iconos que al menos yo intentaba hacer funcionar en un Windows95 cuando ni siquiera sabíamos que puñetas era Internet realmente o que era un Macintosh, y que todo nos sonaba a conspiración extranjera o algo así.

1996 fue el año en que nació la que sería la heroína por excelencia. La que nos haría querer ser independientes, fuertes, auto-suficientes y femeninas. Y que el ser así no implicaba caer en desgracia, todo lo contrario. Nos abría los ojos para contemplar lo que querían que fuéramos, y comprender lo que queríamos ser realmente.

Fui una de las que tuvo la suerte de ver cómo aquello iba a cambiarlo todo. Una de las que buscó la forma de conseguir hacer funcionar aquel primer videojuego en un ordenador que hoy estaría a años luz (Ya no hacen Windows como el 95-98). Fui una de las que pasó horas y horas delante de una pantalla tratando de resolver acertijos, puzzles, no caer en trampas, avanzar pantallas y salir ilesa el mayor número de veces. Fui de las que dejó de creer en príncipes azules, vestidos de princesas y manzanas envenenadas, para caer en la aventura, la acción, la arqueología, la historia antigua, los misterios y todo ello envuelto con un toque de seducción y carisma que te hacía ver que una chica podía ser todo aquello sin perder su esencia de fémina.

Así nació mi amor por la arqueología, por la historia, por los objetos antiguos, por el conocimiento de las culturas que nos preceden… Y aunque hay que reconocer que también Indiana Jones tuvo que ver en ello, ver que una mujer también podía hacer aquello fue la que lo revolucionó todo. Porque Indiana no dejaba de ser hombre y tener a chicas gritonas e histéricas a su alrededor… pero Lara, Lara era distinta.

Y con Lara Croft en 1996, nació Tomb Raider.

Y será marzo de 2013 el año de la salida de su próxima aventura tras 17 años sin perderla la pista. Toda una vida ¿no?

La joven aventurera ha sufrido cambios desde su lanzamiento, pero su esencia sigue ahí: intacta.

En aquella primera versión nos contaban la historia de una aristócrata inglesa amante de las aventuras y de sus viajes por el mundo entero. Siendo adolescente, en uno de esos viajes de vacaciones para hacer esquí, volaba con su madre Amelia De Mornay Croft sufriendo ambas un accidente en el Himalaya y siendo la única superviviente. Caminó diez días, logrando llegar a Tokakeriby. Tras aquella experiencia su infancia y su vida cambió por completo. Comienza a viajar con su padre Lord Richard Croft, un apasionado de la arqueología como su madre, y es instruida por diferentes tutores. Aún así, padre e hija se distancian. Con quince años, su padre desapareció en Camboya quedando como única heredera de los Croft y a pesar de las disputas familiares, debería ser la única que llegara a poseer todo el patrimonio de los Abbingdon al alcanzar la mayoría de edad.

Lara continuó sus estudios y viajó a Suiza para acabarlos. Habla trece idiomas y es conocedora de la historia antigua como nadie, convirtiéndola en parte de su vida. Aquella dura infancia sólo la hizo más fuerte. Cuando cumplió los dieciocho años debía heredar las posesiones de sus padres. Los familiares de Lara tenían estipulado, dado que era Condesa de Abbingdon, casarla con el prestigioso Conde Earl de Farrington, pero Lara se negó en rotundo, perdiendo por ello la herencia.

Lady Croft recurre entonces a escribir libros de viajes para financiar sus expediciones, mudándose a la mansión de Surrey herencia de una tía, la única familia que la apoyaba sin rencillas de dinero por detrás. Y allí vive con su mayordomo Winston, que lo fuera también de su tía. Entre sus hazañas, expediciones y viajes llega a descubrir a Big Foot o el Arca de la Alianza, ganando gran prestigio en lo que hace, y siendo reconocida por muchos, y criticada por sus métodos por muchos otros.

Esta es su vida… Así nació y se la conoció al principio. Mucho ha cambiado desde entonces, pero su esencia ha perdurado. Su historia, es una que cuenta que las cosas pueden cambiar de golpe, y que nada está sujeto a lo que habías planeado. O lo que habían planeado para ti.

Lara copia

(Leer Parte 2)